Algo sobre Mister kaikus

Desde 2014 pinta con la intención de exponer y completar un proyecto artístico que nunca termina. Principalmente, produce pintura, pero también dibujo, escultura y serigrafía.
Su obra representa un imaginario propio, basado en lo cotidiano, cargado de simbología, que se ha ido destilando a lo largo de los años y se ha vuelto más reconocible y más complejo.
El retrato, como principal campo de trabajo, representa el grueso de su producción, pero cambiar de técnicas, de temáticas y de formatos es un ejercicio que realiza a menudo para poder ir un poco más allá.
Avanzar artísticamente pasa por pisar terreno desconocido hasta entonces y hacerlo propio.

No produce arte de concepto, sino arte de experiencia. Sus piezas no tienen una explicación adicional ni una intención transformadora hacia el mundo. Más allá de lo puramente descriptivo, solo queda el espectador y su mirada.

Algo sobre Mister Kaikus

 

 

Desde 2014 pinta con la intención de exponer y completar un proyecto artístico que nunca termina. Principalmente, produce pintura, pero también dibujo, escultura y serigrafía.
Su obra representa un imaginario propio, basado en lo cotidiano, cargado de simbología, que se ha ido destilando a lo largo de los años y se ha vuelto más reconocible y más complejo.
El retrato, como principal campo de trabajo, representa el grueso de su producción, pero cambiar de técnicas, de temáticas y de formatos es un ejercicio que realiza a menudo para poder ir un poco más allá.
Avanzar artísticamente pasa por pisar terreno desconocido hasta entonces y hacerlo propio.

No produce arte de concepto, sino arte de experiencia. Sus piezas no tienen una explicación adicional ni una intención transformadora hacia el mundo. Más allá de lo puramente descriptivo, solo queda el espectador y su mirada.