ELISA VALGANGIACOMO

El espejo incómodo

«El Espejo Incómodo» no es una obra cualquiera. Nació en un momento de inspiración mientras me duchaba, una visión llegó a mi y tardé casi 1 año en poder plasmarla. Con ella pretendo expresar todo aquello que se dice sin utilizar la palabra, todo lo que todos sabemos acerca de nuestro país y que nadie se atreve a decir. Los artistas de hoy parecen desconectados de su realidad, están dormidos en los laureles. Desde tiempos inmemoriales el arte siempre fue un elemento de poder, la cultura, por muy vejada que se encuentre, es un elemento constituyente del poder, y en esta obra se muestran muchas realidades en una sola, algunas encriptadas y otras no tanto, acerca del lugar en el que vivimos. Política, economía, manipulación, falta de derechos humanos y de sensibilidad son sólo algunas de las cosas que preferimos no mirar. Esta es una obra para la historia.

Información adicional

Peso 2 kg
Dimensiones 50 × 5 × 40 cm
Estilo

Figurativo

Soporte

Madera

750,00

Sin existencias

«El Espejo Incómodo» no es una obra cualquiera. Nació en un momento de inspiración mientras me duchaba, una visión llegó a mi y tardé casi 1 año en poder plasmarla. Con ella pretendo expresar todo aquello que se dice sin utilizar la palabra, todo lo que todos sabemos acerca de nuestro país y que nadie se atreve a decir. Los artistas de hoy parecen desconectados de su realidad, están dormidos en los laureles. Desde tiempos inmemoriales el arte siempre fue un elemento de poder, la cultura, por muy vejada que se encuentre, es un elemento constituyente del poder, y en esta obra se muestran muchas realidades en una sola, algunas encriptadas y otras no tanto, acerca del lugar en el que vivimos. Política, economía, manipulación, falta de derechos humanos y de sensibilidad son sólo algunas de las cosas que preferimos no mirar. Esta es una obra para la historia.

Vendido