Algo sobre Alejandro Garófano

En mi trabajo, parto del concepto de autodescubrimiento y existencialismo, en una construcción continua de la identidad desde la perspectiva de lo juvenil. Recojo la idea del acto ritual como mecanismo simbólico de búsqueda que nos permite explorar las tensiones intersubjetivas relacionadas a la idea del autodescubrimiento y el reconocimiento de uno mismo y abordarlas lanzándonos al vacío, mirándonos a la cara y buscando la del espectador, entrando en contacto con una naturaleza idílica, jugando o revistiéndonos de la identidad del superhéroe. Ese simbolismo se alimenta de una pintura a la vez “happy” y “creepy”, valiéndose de un uso del color y de la forma que sintetiza imágenes con una potencia visual inmediata, donde conviven campos cromáticos planos y apacibles con trazos nerviosos o garabatos que hieren al lienzo, conformando un lugar donde esconderse y encontrarse a unos mismo. Un lugar donde abrazar nuestras más personales incertidumbres e intentar cooperar con ellas.

 

Graduado en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, Alejandro Garófano tiene obras en colecciones como la UNIA (Universidad Internacional de Andalucía), el Museo Mac Florencio de la Fuente y el Hotel Olom en Cádiz. Ha realizado varias exposiciones individuales y ha participado en numerosas exposiciones colectivas como en LEA (Madrid), Certamen LXXVI Nacional de Pintura “José Arpa” (Sevilla), Espacio Lavadero (Granada) y Espacio Santa Clara (Sevilla), además de residir en diferentes becas de producción artística como Residencia MacFlorencio de la Fuente y NauEstruch de Sabadell (espacio de prácticas performáticas y estudios de la performatividad de l’Estruch).

Algo sobre Alejandro Garófano

En mi trabajo, parto del concepto de autodescubrimiento y existencialismo, en una construcción continua de la identidad desde la perspectiva de lo juvenil. Recojo la idea del acto ritual como mecanismo simbólico de búsqueda que nos permite explorar las tensiones intersubjetivas relacionadas a la idea del autodescubrimiento y el reconocimiento de uno mismo y abordarlas lanzándonos al vacío, mirándonos a la cara y buscando la del espectador, entrando en contacto con una naturaleza idílica, jugando o revistiéndonos de la identidad del superhéroe. Ese simbolismo se alimenta de una pintura a la vez “happy” y “creepy”, valiéndose de un uso del color y de la forma que sintetiza imágenes con una potencia visual inmediata, donde conviven campos cromáticos planos y apacibles con trazos nerviosos o garabatos que hieren al lienzo, conformando un lugar donde esconderse y encontrarse a unos mismo. Un lugar donde abrazar nuestras más personales incertidumbres e intentar cooperar con ellas.

 

Graduado en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, Alejandro Garófano tiene obras en colecciones como la UNIA (Universidad Internacional de Andalucía), el Museo Mac Florencio de la Fuente y el Hotel Olom en Cádiz. Ha realizado varias exposiciones individuales y ha participado en numerosas exposiciones colectivas como en LEA (Madrid), Certamen LXXVI Nacional de Pintura “José Arpa” (Sevilla), Espacio Lavadero (Granada) y Espacio Santa Clara (Sevilla), además de residir en diferentes becas de producción artística como Residencia MacFlorencio de la Fuente y NauEstruch de Sabadell (espacio de prácticas performáticas y estudios de la performatividad de l’Estruch).